Foto de contenido

Mantener la magia de la Navidad

A medida que los hijos crecen, es inevitable que analicen y cuestionen todo lo que ocurre a su alrededor. Ahora que se acerca la Navidad, quizás has notado que tu pequeño duda de la existencia del Viejito Pascuero.

Preguntas como “¿realmente existe?” o “Si no tenemos chimenea… ¿cómo deja los regalos?” serán más recurrentes a medida que pasan los años. Para los padres, el esfuerzo está en tratar de que la magia de la Navidad y otras fechas similares, dure lo más posible. Pues bien, ¡manos a la obra!

Una buena forma de saber qué quiere exactamente tu hijo esta Navidad, es pedirle que escriba la tradicional carta al Viejito Pascuero. Si aún no sabe escribir, pueden hacer juntos una entretenida carta con recortes de revistas. Recuerda guiarlo en su lista de regalos soñados, explicándole que esta fecha se trata más de compartir en familia, que de pedir cosas materiales.

Si vives en un departamento, ilumina el balcón junto a tus hijos, para que el Viejito Pascuero no se equivoque y encuentre sin problemas tu hogar. Si vives en una casa, puedes hacer lo mismo con la ventana de tus pequeños, o decora con ellos el jardín.
Aún queda tiempo para la Navidad, recuérdale a tus hijos que deben portarse bien para recibir los regalos que esperan. Fomenta hábitos como hacer la cama por las mañanas, lavarse los dientes después de cada comida, ordenar sus juguetes cuando no los estén ocupando o acostarse temprano, por ejemplo. Si tus hijos siguen una rutina diaria, poco a poco se convertirá en una costumbre natural en ellos.

¿Qué tienes preparado para hacer de esta Navidad una fecha especial en familia? Cuéntanos en

www.facebook.com/ClubSimonds